13. Acudir al llamado

Este ejercicio consiste en que tu perro acuda cuando tú lo llamas. Puedes usar la orden “aquí” o cualquier otra palabra. Algunas órdenes comunes en el adiestramiento canino, para este ejercicio, son “come”, “here” y “ven”. Elije la que más te guste y que no se parezca a otras órdenes.

Acudir al llamado. Criterio 1: guías a tu perro con la recompensa para que se acerque a ti

  •  Sujeta una recompensa de comida y atrae la atención de tu perro con la misma. Retrocede rápidamente un par de pasos mientras acercas la recompensa a tu cuerpo, de tal forma que tu perro la siga.
  •  Al seguir la recompensa, tu perro llegará a estar muy cerca de ti. Haz click cuando eso ocurra y dale la recompensa a tu cachorro.
  •  Repite el procedimiento 10 veces. Si tu perro responde correctamente ocho de cada 10 veces, pasa al siguiente criterio en la próxima sesión. En caso contrario, deberás repetir este procedimiento en la siguiente sesión.
    1. Acudir al llamado. Criterio 2: guías a tu perro para que acuda, pero sin tener la recompensa en la mano
      •  Haz el mismo procedimiento del criterio 1, pero sin tener la recompensa en la mano.
      •  Repite el procedimiento 10 veces. Si tu perro responde correctamente ocho de cada 10 veces, pasa al siguiente criterio en la próxima sesión. En caso contrario, deberás repetir este

        procedimiento en la siguiente sesión.

        Acudir al llamado. Criterio 3: introduce la orden

        •  Repite el mismo procedimiento del criterio 1 (con la recompensa en la mano), pero di “aquí” antes de guiar a tu perro con la recompensa (momento adecuado antes de la foto 1 abajo).
        •  Repite el procedimiento 10 veces. Cuando notes que tu perro empieza a responder a la orden, reduce

          gradualmente los movimientos que haces con el brazo y el resto del cuerpo, hasta eliminarlos totalmente.

          Cuando tu perro responda correctamente a la orden ocho de cada diez veces, sin que tengas que usar lenguaje corporal (movimiento), pasa al siguiente criterio en la próxima sesión. En caso contrario, deberás repetir este procedimiento en la siguiente sesión.

          Cuando tu perro responda correctamente a la orden ocho de cada diez veces, sin que tengas que usar lenguaje corporal (movimiento), pasa al siguiente criterio en la próxima sesión. En caso contrario, deberás repetir este procedimiento en la siguiente sesión.

          Acudir al llamado. Criterio 4: usa la orden sin la recompensa

          •  Repite el mismo procedimiento del criterio 3, pero sin tener la recompensa en la mano. Ten en cuenta que las respuestas correctas de tu perro serán recompensadas, pero no guiarás a tu perro con la recompensa ni la recompensa será visible antes que él responda correctamente. Es decir que la recompensa estará en la riñonera en tu espalda, o sobre una mesa.
          •  Repite el procedimiento 10 veces. Cuando notes que tu perro empieza a responder a la orden, reduce gradualmente los movimientos que haces con el brazo y el resto del cuerpo, hasta eliminarlos totalmente.
          •  Cuando tu perro responda correctamente a la orden ocho de cada diez veces, sin que tengas que usar lenguaje corporal (movimiento), pasa al siguiente criterio en la próxima sesión. En caso contrario, deberás repetir este procedimiento en la siguiente sesión.

            A partir de este punto, debes hacer que tu perro se siente cada vez que acude a tu llamado. Para esto, puedes ordenarle “sienta” cuando llega hasta done tú estás, o simplemente guiarlo con la recompensa. En una o dos sesiones hará esto de forma automática.

            Los criterios siguientes consisten en aumentar la distancia, generalizar la conducta, discriminar entre órdenes e introducir distracciones. Más adelante verás cómo hacer todo esto.

            Consejos adicionales sobre el llamado

            Hasta que tu perro no acuda a tu llamado en cualquier lugar y frente a cualquier distracción, no uses la orden “aquí” en otras circunstancias que no sean las sesiones de adiestramiento. Si lo llamas y él no obedece, habrás creado un mal precedente que le indica a tu perro que puede ignorar tu llamado. Si necesitas llamarlo en otras situaciones, usa otra orden mientras tanto (“ven”, silba, etc.).

            No llames a tu perro para cosas que no le agradan o para castigarlo. Basta con que lo llames una vez para darle un castigo, y habrás arruinado la orden. Si necesitas tenerlo a mano para algo desagradable para él (como darle un baño), acércate hasta donde está y sujétalo por el collar; no lo llames.

            Si sueltas a tu perro en el parque para que juegue con otros perros, no lo llames solamente cuando tienes que volver a tu casa. Si haces eso, tu perro asociará el llamado con el fin de la diversión. En cambio, si lo llamas varias veces para darle una recompensa de comida y dejarlo jugar de nuevo, el llamado se fortalecerá cada vez más. De todos modos, no hagas esto hasta que tu perro acuda perfectamente frente a distracciones fuertes.

            El ejercicio de ida y vuelta que te expliqué antes, te puede ayudar un poco con el llamado. Como dices el nombre de tu perro antes de dar la vuelta, él se acostumbrará a prestar atención cuando escucha su nombre. Entonces, puedes llamar su atención diciendo su nombre y luego llamarlo.

            Si usas “Ok” en lugar de un clicker, es mejor que no uses “aquí” para llamar a tu perro. Aunque son palabras diferentes, el sonido puede ser muy parecido cuando ambas se dicen rápidamente. Entonces, tu perro puede confundirse en algún momento. En este caso, usa otra orden para llamar a tu perro. Algunas opciones son “ven”, “come” y “here”.