18. Generalizar la conducta

Generalizar la conducta consiste en que tu perro aprenda a responder a las órdenes que le enseñaste en cualquier situación de la vida cotidiana. Por tanto, tendrás que “reentrenar” los ejercicios en cada lugar en que quieras que tu perro responda confiablemente.

Debes generalizar todos los ejercicios que le enseñaste a tu perro.

El procedimiento es sencillo. Solamente debes seguir los mismo pasos que hiciste para enseñarle a tu perro cada ejercicio, pero en lugares diferentes. Empieza en lugares tranquilos y familiares para tu perro. Por ejemplo, si le enseñaste a echarse en el jardín, puedes generalizar esa conducta en la cocina, el baño, la sala, tu dormitorio y el balcón.

Cuando tu perro responda bien en varios lugares tranquilos, empieza a generalizar cada conducta en lugares con distracciones ligeras, como parques con poca gente y sin perros. Poco a poco, aumenta los lugares en que practicas los ejercicios y las distracciones presentes en los mismos.