5. Cargar el clicker

El primer ejercicio que tienes que llevar a cabo consiste en cargar el clicker. Es un ejercicio en el que tu perro asociará el sonido del clicker con una recompensa de comida (condicionamiento clásico). De esta forma, el clicker te servirá más adelante para marcar las conductas adecuadas de tu perro.

. Funcionará como una “cámara fotográfica” que captura las conductas adecuadas cuando haces click.

Notas adicionales

El clicker es una cajita de plástico con una lámina metálica que hace un sonido “click-click” cuando la aprietas. No es necesario para entrenar a tu perro, pero es muy útil.

Si no consigues un clicker, puedes sustituirlo por otras señales auditivas como un click hecho con la lengua (pegas tu lengua al paladar y la despegas rápidamente) o con un “Ok” dicho rápidamente y sin alzar la voz.

En este manual de adiestramiento, cuando leas “haz click” o “hacer click” o alguna frase similar, significa “aprieta el clicker para que suene”. Si no tienes un clicker, esas frases significan “haz el sonido que usas en lugar del clicker”.

De manera similar, cuando leas “recompensa a tu perro”, significa que le des un pedacito de comida o juegues con él.

Para cargar el clicker, simplemente haz click y dale una recompensa a tu perro. Apenas notes que tu perro tragó la recompensa de comida, repite el procedimiento. Haz este procedimiento unas 10 a 15 veces en un lugar tranquilo y sin distracciones. Con eso será suficiente y la sesión de adiestramiento habrá durado alrededor de un minuto más o menos.

Recuerda que “haz click” significa que hagas el sonido que usarás como marcador: el click del clicker, un click hecho con la lengua o un “Ok” dicho rápidamente y sin alzar la voz.

Algunos consejos para cargar el clicker:

  •  No hagas click en otras ocasiones que no sean las sesiones de adiestramiento porque extinguirás el condicionamiento. Evita que niños pequeños jueguen con el clicker.
  •  Si tu perro se asusta del sonido del clicker, envuelve éste en un pañuelo o guárdalo en tu bolsillo para acostumbrar a tu cachorro al sonido. En poco tiempo dejará de asustarse. Otra opción es que busques un clicker que haga un sonido más suave.
  •  Nunca hagas sonar el clicker cerca del oído de tu perro, o de tu oído. El sonido puede ser muy fuerte cuando se escucha de muy cerca.
  •  Si no tienes la posibilidad de entrenar en un lugar cercado, tu perro tendrá que estar sujeto a la correa mientras practicas este ejercicio. Sin embargo, esto es poco probable, ya que puedes practicar este ejercicio en cualquier lugar de tu casa.
  •  No sueltes una recompensa de comida en la boca de tu perro si él tiene la cabeza hacia arriba. Tu perro podría atorarse. En todo caso, baja la recompensa hasta que esté al nivel normal de la boca de tu perro, o un poquito más abajo. Deja que él la tome, no la hagas caer en su boca.
  •  Si tu perro es muy alocado para agarrar la recompensa de comida y te muerde con fuerza, dásela desde la palma de tu mano. Cuando vayas a darle la recompensa, gira tu mano para que la palma quede hacia arriba, y haz que la recompensa quede sobre la palma de tu mano. Entonces, deja que tu perro agarre la recompensa.
  •  Como le darás recompensas de comida a tu perro, es mejor si las tienes a mano en una riñonera sujeta a tu cintura. Esto es válido para todos los ejercicios.